Skip Navigation LinksSisters of the Holy Cross > Perú > Justicia > Tráfico Humano
 

La Congregación se pliega al esfuerzo mundial para enfrentar el tráfico de personas

En  2001, las líderes religiosas en el encuentro de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) realizaron el compromiso de “enfrentar insistentemente en todo nivel el abuso y la explotación sexual de mujeres, niñas y niños con particular énfasis en el tráfico de mujeres que se ha convertido en un lucrativo negocio multinacional”. Desde entonces, congregaciones en todo el mundo se han educado acerca de la magnitud, causas y consecuencias del tráfico humano. Lo que descubrieron es que el tráfico existe virtualmente en todos los países del mundo; sus víctimas son mujeres en su abrumadora mayoría (+80%); y las causas del tráfico son principalmente la explotación sexual y otras formas de esclavitud.

¿Qué es el Tráfico Humano?

El Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas define este tráfico como “un crimen contra la humanidad … que involucra el acto de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas recurriendo al uso de la fuerza, la coacción u otros medios, con fines de explotación”. La definición incluye tres conceptos centrales:

  1. la acción de traficar (captar, transportar, trasladar, acoger o recibir);
  2. los medios para el tráfico (uso de la fuerza, coacción u otros medios); y
  3. el propósito del tráfico que es siempre la explotación. Esto incluye explotación sexual, trabajo o servicios forzados, esclavitud, o servidumbre.¹

Actualmente se estima que 27 millones de personas están sometidas a esclavitud en todo el mundo, más que en cualquier otra época de la historia.²

Los Evangelios, la Doctrina Social Católica, nuestra Declaración Corporativa sobre la No-Violencia y la Llamada del Capítulo 2009 sobre el Cambio Sistémico nos impulsan a “trabajar cooperativamente para construir estructuras políticas, económicas y sociales solidarias con las personas empobrecidas y excluidas”. En respuesta nos comprometemos a trabajar para poner fin al tráfico de personas al incrementar nuestra consciencia sobre este problema, uniendo acciones con otras congregaciones y ONGs, y defendiendo el comercio justo como un medio para reducir las presiones económicas que permiten que este tráfico persista. El Comité de Justicia de la Congregación coordinará nuestros esfuerzos educativos y nuestras acciones para contrarrestar el azote del tráfico humano y la esclavitud moderna.

Para más información vaya a la nueva página en Tráfico de Personas en el Website de la Congregación. Puede encontrar artículos adicionales en Stop Trafficking [Detenga el Tráfico], un boletín mensual patrocinado por varias congregaciones de religiosas, incluyendo las Hermanas de la Santa Cruz.

_____________________________
¹ www.unodc.org/unodc/en/human-trafficking/what-is-human-trafficking.html#What_is_Human_Trafficking
² www.freetheslaves.net

© 2014 Congregation of the Sisters of the Holy Cross. All rights reserved.